Es una efectiva terapia, que equilibra el organismo y restablece el pH de nuestro cuerpo. Con el Par Biomagnético se dispone de un mapa exacto de puntos en el cuerpo, conociéndose donde exactamente se deben ubicar los pares de imanes para identificar un terreno biológico capaz de sostener microorganismos patógenos o una disfunción concreta y tratarlos adecuadamente.

En Biomagnetismo, se utilizan campos magnéticos, generados por imanes ,el efecto que se consigue, es una restauración del equilibrio del organismo. Los sistemas sobre los que actúa el biomagnetismo, cuando estos presentan alguna alteración son: Oseo ,Muscular, Circulatorio, Digestivo, Urinario, Nervioso, Reproductor, Linfatíco, Hormonal, Respiratorio.
. El cuerpo entero está movido a nivel celular por impulsos eléctricos y los campos magnéticos afectan a cada una de sus células. Por lo tanto los imanes, adecuadamente aplicados, pueden equilibrar los campos magnéticos y contribuir a corregir los desequilibrios metabólicos que están en el origen de buena parte de las enfermedades. Se había ya percibido desde hace tiempo efectos sedantes y desinflamantes con el polo norte del imán, así como estimulantes y aceleradores del crecimiento celular con el polo sur (para fracturas por ejemplo).

Aplicación
La aplicación de la terapia Biomagnética, Consiste en colocar imanes naturales de cargas positivas y negativas sobre el cuerpo con el fin de nivelar el pH (el pH es el potencial de Hidrógeno o grado de acidez o alcalinidad que contiene el agua de nuestro cuerpo), para que asi el organismo humano recupere su “homeostasis”, que es:

En un tejido sano el PH es generalmente neutro y tiene un pH de 7.3; cuando sube o baja de esta medida se mueve hacia la acidez o alcalinidad y este medio es propicio para que vivan y se desarrollen las bacterias, los virus, los hongos y los parásitos, que al multiplicarse por la modificación del terreno, tienden a actuar contrariamente a la
salud humana, y por ellos son dentro de este ámbito responsables de ciertos padecimientos y dolencias del ser humano.
Al disiparse la acidez anormal del cuerpo, le quitamos el medio ambiente favorable al microorganismo que creció impropiamente generando padecimietos, por lo cual en la mayoría de las veces éste es reducido o muere; y en consecuencia la persona tratada, empieza sentir una notable mejoría.

En resumen, “con el biomagnetismo estamos tratando las causas, y no solo los síntomas de la enfermedad“. (Dr. Goiz, ob. Cit.)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR